Prácticas Contemplativas

Las prácticas contemplativas se pueden resumir en los “Tres Entrenamientos”:

1. Ética: beneficiar a los que te rodean y evitar dañar a personas, animales y medio ambiente. Desarrollando generosidad, paciencia, disciplina y entusiasmo.

2. Concentración: Desarrollar una mente atenta, presente, capaz de enfocarse sin distracción, pero relajada y sin dialogo interior. Capaz de enfocarnos en pensamientos y emociones positivas y removiendo nuestra atención de ideas y pensamientos negativos.

3. Sabiduría: Analizar la realidad del como existimos nosotros mismos y todo lo que nos rodea. Aceptando que todo es impermanente e interdependiente y que todo carece de una identidad concreta.