Estoy feliz de compartir contigo esta maravillosa meditación:

 

Siéntate con las piernas cruzadas. Genera la motivación de dedicar unos minutos a cultivar bondad amorosa hacia ti misma.
Toma 3 respiraciones profundas, liberando cualquier tensión o ansiedad en tu cuerpo y mente.

 

Deja a tu respiración en su ritmo natural, sin controlar, sólo atendiendo.

 

Después de 5 minutos de observar a tu respiración, visualiza con cada inhalación que de todas las direcciones en el espacio te llegan rayos de luz trayéndote todo el bienestar, salud y felicidad que deseas.

 

También visualizate recibiendo las cosas materiales, talentos y oportunidades que te gustaría tener. Y ahora visualiza también que transformas tus defectos en cualidades.

 

Transfórmate en la persona que deseas ser y visualiza como los demás te perciben de esa manera.

 

Ahora enfócate en la exhalación y con cada una manda rayos de luz desde tu cuerpo hacia todos los seres sin excepción, compartiendo con ellos tus cualidades, talentos, bienes materiales y sentimientos de bondad, compasión , amor, generosidad, paciencia y sabiduría. Haz esto de 10 a 15 minutos.

 

Ahora libera toda visualización y pensamiento y descansa a tu conciencia en su estado natural por unos minutos.

 

Termina tu sesión con la aspiración de que puedas transformar tus limitaciones en oportunidades y de que puedas beneficiar a los que te rodean.

 

Tu Turno

 

¿Cómo estuvo tu meditación? ¿Tienes alguna pregunta?